Entrevista al compañero subversivo Marcelo Villarroel Sepúlveda

Entendiendo este instrumento de comunicación como una herramienta para dar voces a lxs presxs en lucha es que publicamos esta entrevista al compañero Marcelo Villarroel, desde la cárcel de Rancagua (territorio dominado por el estado Chileno) y a meses de haber finalizado una huelga de hambre junto a otrxs presxs anarquistas y subversivos, Marcelo, un preso de larga condena y larga trayectoria de lucha, nos cuenta su experiencia en la huelga, las razones del traslado a la cárcel de Rancagua, entre otras cosas. Agradecemos a Marcelo por su disposición y sus aportes y a lxs compañerxs que hicieron posible la entrevista.

PODRÁN ENCARCELAR EL CUERPO, MÁS NO LAS IDEAS!. MARCELO A LA CALLE!

  • Nos gustaría saber sobre tu situación actual en la cárcel de Rancagua y el vínculo entre lxs presxs allí.

El traslado que se produjo los primeros días de junio en este año, hace ya 5 meses, corresponde al arreglo, mantenimiento y re-fundación del sistema de alta y máxima seguridad en la cárcel de alta y máxima seguridad en Santiago de Chile. En este lugar donde se alberga históricamente a lxs combatientes anti-capitalistas, a lxs subversivxs anárquicos de los últimos 25 años en la historia de la estructura carcelaria chilena.

Esta cárcel fue fundada en el año 94, tuvo un arreglo, una modificación en el arreglo de su estructura en el verano del 99 y ahora por segunda vez en su historia van a hacer un arreglo, una modificación, con la intención de re-fundar esa cárcel; porque además desde el poder, desde la dirección nacional de gendarmería (es el servicio de prisiones en Chile) se ha trasmitido en el último tiempo, con la cobertura mediática del canal nacional, toda esta lógica de generar las condiciones para re-fundar el sistema de alta y máxima seguridad diciendo por ejemplo que en las cárceles chilenas hay bandas organizadas que siguen siendo dirigidas por quienes están presxs y que estxs requerirían un sistema de encierro mucho más drástico al que hoy día existe. Eso involucraría referencia con Estados Unidos y Europa, los regímenes de alta y máxima seguridad de esos lugares que contemplan el mas mínimo derecho del preso, solamente eso, reducido a su más mínimo derecho que el de respirar de algún modo; así que la finalidad de esta re-fundación es apretar, legitimar un sistema de represión en el marco de la pandemia.

Nosotros estamos desde junio, se supone que son 6-7 meses máximo, estaríamos volviendo a fin de año, hacia la unidad de origen que es la cárcel de alta y la sección de máxima seguridad donde esta Francisco y la cárcel de alta donde estoy yo y están mis compañerxs junto a mi.

La relación con lxs otrxs presxs sigue siendo de respeto, entre nosotros que estamos en la sección de alta, Juan Aliste, Juan Flores, Joaquin Garcia y quien habla tenemos una relación de respeto recíproco en el universo de presxs con lxs que compartimos, presxs sociales por lo demás y Francisco esta en la sección de máxima junto a un universo de presxs también sociales y otrxs presxs políticos de la línea rodriguista internacionalista chileno, otro sector marxista-leninista con el cual nosotrxs no tenemos ningún tipo de relación orgánica, ni política, no nos interesa por lo demás, pero si en términos personales; claramente hay un respeto y una valoración de la situación, de su resistencia que se mantuvo por más de diecisiete años en un régimen disciplinario diferenciado en Brasil, el compañero Mauricio Hernández Norambuena con él comparte Francisco, y somos todo el universo de presxs que venimos trasladado desde Santiago a Rancagua, sexta región, a una hora de la capital.

  • ¿Qué implicó el traslado?. ¿Cómo fue?

El traslado implico el cambio a la cotidianidad pero manteniendo un encierro concordante con nuestra sección de alta y máxima seguridad, lo que implica un cambio de unidad, una zona nueva, cotidianidad nueva, espacio físico nuevo pero mismo régimen de control.

Somos pocos acá, los módulos son de doscientas personas, dentro de la cárcel dos mil setenta personas, nosotros en el módulo vivimos veintitrés personas, entonces hay mucho espacio, todos nos conocemos durante años, no es una zona donde haya un permanente ingreso de personas porque al ser los reos más conflictivos de Chile nos mantienen en una zona más o menos juntxs, con segregación, pero más o menos juntxs; entonces a su vez aparte de conocernos nos ha tocado convivir durante años en las mismas unidades, nos mantenemos más o menos la misma gente, no hay ingresos, así que los traslados fueron en ese marco, los primeros días de junio de la cárcel de alta y la sección de máxima de Santiago de Chile hacia la cárcel de Rancagua, modulo uno alta, modulo dos máxima seguridad.

En ambos módulos hay alrededor de veintiuna- veinticuatro personas y la cotidianidad corresponde a desencierro en la mañana, 8:30-9 am, ya bajando en el patio, porque estamos en la celda durante el encierro desde las 17 hasta las 9 am, el encierro de la celda esta en el segundo y tercer piso. Entonces el desencierro corresponde a las 8:30- 9 am y el encierro corresponde a las 17 hs, desde las 17 a las 8:30-9 am pasamos encerrados y el resto del día pasamos abajo en el patio. Ese mismo régimen tenemos todos los de la alta, quienes están en la máxima tienen solamente tres horas de patio y veintiuna de encierro.

No se puede trabajar desde el punto de vista de alguna manualidad, artesanía, no hay nada por hacer, más que enfrentar el día haciendo deporte, caminando en el patio, compartiendo con la gente, tomando mate, algún juego de mesa, principalmente eso.

La relación con gendarmería, es una relación hostil, de distancia y un respeto basado en la obligatoriedad del vínculo; la relación es hostil sin embargo, nosotrxs no tenemos agresiones físicas, ni verbales, no hay ningún tipo de acción que denigre nuestra dignidad y no lo permitimos tampoco por lo demás.

  • ¿Qué es lo que quieren hacer en la cárcel de máxima seguridad?

Corresponde principalmente a la remodelación de la infraestructura con la finalidad de re-fundar un sistema de alta y y máxima seguridad con la finalidad de aislar a quienes encierran en esas cárceles y desde que fue fundada siempre ha mantenido presxs políticos, presxs subversivxs en sus instalaciones, ya después de los 2000 incorporaron población penal social y bueno, inevitablemente como decía ahí, se concentra la gente mas peligrosa de este país desde el punto de vista de la policía, la selección criminógena que hacen ellxs digamos.

Un sistema altamente represivo desde el punto de vista de los espacios; re-fundar esa cárcel aparte de modernizar sus instalaciones implica re-fundar un concepto en Chile, la idea de que acompañado del derecho canónico que establecen los juristas de la dominación buscan que el castigo se exprese en el dolor, entonces inevitablemente la idea es que esta cárcel infrinja castigo sino es desde el punto de vista físico, sí el padecimiento cotidiano que implica vivir en un régimen de mierda; esa es la lógica, hacernos pagar, y no deja de ser pesado el sistema.

Pesado en el sentido de lo complejo que implica la resistencia cotidiana, la fuerza nos la da el profundo apego a nuestras convicciones antiautoritarias, con mas fuerza cada vez, y siempre con la claridad absoluta, con la necesidad de destruir la sociedad carcelaria, no como una consigna sino que en la práctica, en nuestra lucha cotidiana.

  • Por otro lado, nos gustaría saber sobre la pasada huelga de hambre, cómo la vivieron y que experiencias dejo la lucha.

La movilización realizada, la huelga de hambre realizada con este conjunto de compañeras y compañeros prisionerxs subversivxs y anarquistas en las cárceles chilenas. La verdad, que es importante precisar, que hay un universo de presxs llamados ¨presxs políticxs de la revuelta¨ que permanecen encerradxs en diversas cárceles del país; en Santiago se concentran en la cárcel de Santiago uno, nosotrxs no tenemos una relación fluida con ese entorno de prisionerxs, ni con lxs prisionerxs, ni sus familias, ni los entornos solidarios que lxs acompañan, la verdad es que nuestra condición es diferente; somos presxs con el sentimiento genuino de lucha contra la autoridad con prácticas de violencia revolucionaria y de combate minoritario, trazado desde hace muchos años ya, de las practicas autónomas y anárquicas hemos dado paso hacia la conflictividad.

El universo de prexs politicos de la revuelta, por los cuales hoy día hay un gran movimiento nacional e internacional de solidaridad, son personas que salieron y cayeron en el marco de la revuelta y mayoritariamente no responden a fines; sino que gente, ciudadanos radicalizadxs muchxs de ellxs, cruzados por insignias y banderas que corresponden más al esnobismo de la memoria roja, en el culto a la vieja guerrilla latinoamericana, principalmente de la realidad chilena. Entonces hay una mixtura de gente que sale, que se rebela, y que como en toda revuelta que traspasa la frontera de los espacios afines, organizados o más radicales que se han mantenido en el tiempo sino que a partir de la espontaneidad que se genera a partir de la fuerza de la revuelta, este universo de personas quedan ahí; por ellxs hay una gran movilización.

Bueno, nuestra huelga tuvo por finalidad empujar, colectivamente, un pasito hacia la calle en el caso de mi situación, ya que de todo el universo de compañeras y compañeros soy el que llevo más años, llevo más años ya, ahora en el 2022 cumplo catorce años desde que cayera el 15 de marzo del 2008 en San Martín de los Andes, Patagonia, Argentina.

Entonces, en el verano del 2019 en Chile se modifico un decreto ley, ese decreto ley que es el decreto ley 321 fue modificado en su articulo dos y en su articulo nueve, con la finalidad de restringir el acceso a las libertades condicionales, que se otorgan a todas aquellas personas que habían cumplido más de la mitad del tiempo de encierro. Por ejemplo, una persona condenada a treinta y cinco años, solamente en años se le fijaba su pena en veinte años y de eso tenia que ser la mitad del tiempo que eran diez más uno para poder empezar a postular.

Bueno, con la modificación del verano del 2019 cambiaron los tiempos y yo que estaba con disposición de comenzar a postular a fines del 2019 con esta modificación a principios del 2019 se me postergó mi tiempo de postulación, de diciembre del 2019 a octubre del 2036, o sea en diecisiete años más, hoy día ya en quince años más; entonces desde ahí, llegamos al acuerdo y a la convicción de la necesidad de enfrentar esta lucha colectiva juntxs, sumándose Mónica también (compañera anarquista presa en cárcel de San Miguel).

Entonces, desde esa perspectiva definimos el inicio de una huelga de hambre a partir del 22 de marzo que duro hasta mayo, cincuenta días, en la que logramos consolidar nuestras exigencias y demandas como exigencia y demanda de la prisión subversiva, por otra parte, logramos generar una dinámica que permitió profundos lazos de solidaridad y de complicidad con distintos espacios en diferentes lugares del mundo y además generar un movimiento dentro de la institucionalidad que va señalando el hecho de que esa modificación debe en algún momento ser enfrentada para restituir el estado-situación anterior, para que desde ahí se permita a la gente poder postular, cumpliendo el tiempo, un tiempo razonable, digamos.

Con esto nosotrxs no queremos validar para nada el sistema carcelario, por el contrario, pero hay elementos que son objetivos y que son de definición táctica que te obligan a ti, a tener una claridad y una voz al respecto, todxs lxs compañerxs que han pasado por la prisión y que han caído por acciones de envergadura y de confrontación siempre han tenido entornos de abogadxs, desde abogadxs solidarixs hasta quienes asumen desde un compañerismo la defensa en el ámbito de la legalidad del poder, eso no significa que queramos ser parte del poder, sino que por una definición táctica tenemos que enfrentarlo con las herramientas que tenemos en esas circunstancias, entonces desde esa perspectiva estas exigencias que están en el marco de la legalidad del poder nosotrxs la planteamos con esa claridad, sabiendo que nuestro objetivo es la calle y mientras mantengamos la persistencia, la claridad y la convicción y no nos salgamos de esa linea; todo lo que podamos hacer en el marco de esto es bienvenido y enfrentado de manera individual y colectiva. claramente hablado. Entonces esa era la idea, logramos los objetivos; sin embargo con este traslado y como funciona la legalidad del poder siempre de la mano de la policía, no hemos podido generar una fisura mayor que permita un pronunciamiento oficial al respecto de la 321, pero en eso estamos en la pelea constante, concreta y sabemos que falta mucho todavía, sin embargo ahí seguimos poniendo nuestro granito de arena.

  • ¿Se siente que hubo apoyo desde afuera?.

Claramente como lo expresaba recién, sentimos que hubo un apoyo, que hay un apoyo, ese sentimiento y esa sensación no es azarosa, sino que también tiene que ver con la persistente insistencia nuestra en el quehacer colectivo, respetando las individualidades; caminando siempre por el sendero de la autonomía, de la horizontalidad, de las relaciones sin mediación en el fecundo espacio de la ilegalidad insurrecta.

Entonces, claramente nosotrxs sabemos que queremos que se manifiesten desde diferentes latitudes con la misma voluntad y persistencia que la estamos haciendo nosotrxs, de manera activa en esta zona del planeta, creemos en la lucha radical, autónoma, anárquica, creemos en la lucha directa; sabemos que es el tránsito mas conflictivo hacia la búsqueda de la liberación total, sin embargo, el más conflictivo es el mas consecuente y coherente con nuestro objetivo de querer vivir un modo diferente, en comunidad, aboliendo todo lo que el capital, el patriarcado, el estado y la autoridad nos puedan legar con la fuerza del dominio y de sus esbirros al servicio del poder.

Así que supimos, sabemos y queremos que haya solidaridad, la alentamos, sabemos que hay movimientos constante de solidaridad cómplice, y ante todo sabemos que no estamos solas ni solos, porque es lo que hemos construido, es lo que queremos, por donde transitamos y bueno, como en este caso me toca compartir con ustedes estas palabras.

Me voy despidiendo, abrazándoles compañeras y compañeros de la región dominada por el estado uruguayo.

Como siempre el puño en alto, buscando también más allá de las etiquetas, de las frases repetidas, lo que nosotrxs vivimos es eso, la resistencia milimétrica a la sociedad carcelaria sin renuncia sin panfleto, sino que con vida y resistencia tangible, palpable y una cotidianidad de lucha que no va a desaparecer; incluso desapareciendo-nos también, porque es lo que vamos construyendo, el sendero de la resistencia milimétrica a la sociedad carcelaria, desde dentro, con resistencia autónoma, con prácticas de combate minoritario, alentando eso y no renegando nunca de nuestra opción de lucha subversiva contra el estado, la cárcel y el capital.

Mientras exista miseria, habrá rebelión.

Contra la cárcel del estado y el capital.

Guerra social.

Presxs a la calle.

5 Comentarios Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s